El sustrato de coco es un medio de cultivo ideal. Sin embargo, no todos los sustratos de coco son iguales. La mayoría de sustratos que encontramos en el mercado han sufrido una compresión previa a su fabricación, ya que el coco comprimido es más fácil y económico de transportar hasta las plantas de producción.

UGro Pure Air y Pure Max Air son diferentes, son sustratos de coco que nunca se han comprimido, lo que les da unas propiedades que los convierten en sustratos Premium.

Las principales diferencias entre un sustrato de coco que ha sido comprimido y otro que no ha sido comprimido son:

Granulometría: el proceso de compresión tiene como consecuencia la reducción del tamaño de la partícula de coco. Esta disminución en la granulometría provoca una peor aireación de las raíces por exceso de agua en el medio. Estos factores aumentan la probabilidad de enfermedad fúngica.

Desarrollo radicular: el coco que no se ha comprimido nunca facilita un desarrollo radicular más rápido ya que opone menos resistencia al crecimiento de las raíces.

Frecuencia de riego: la excelente aireación y poca retención de agua de la fibra de coco no comprimido, hacen que pueda regarse con mayor frecuencia y así obtener mejores resultados de las plantas.

Reutilización: todo el coco se puede reutilizar, pero con cada uso la granulometría disminuirá. Al final llegará un punto en que se convierta en una pasta que imposibilita la oxigenación de las raíces. Por ello, un sustrato con mayor granulometría (como la del coco no comprimido) se podrá reutilizar durante más tiempo.